Solo ser, Fanny Libertun


Se pueden arreglar objetos dañados, refaccionar casas antiguas, quizás mejorar una comida mal condimentada.

Se pueden abrir las compuertas de un dique para que el agua circule, las ventanas de una casa para que entre el aire o tal vez la llave de gas cuando lo necesitamos.

Podríamos cambiar el rumbo de un camino, las creencias que tenemos o tal vez la ropa después de ducharnos.

Pero nosotros, almitas humanas, no deberíamos usar estos verbos cuando se trata de nuestros estados psicológicos porque al hacerlo nos haríamos daño. En el mismo intento de arreglarnos, abrirnos o cambiarnos, estaríamos también queriéndonos forzar bruscamente a torcernos para querer ser algo distinto a lo que somos.

Si, ya sé, amigos, a estas alturas estarán pensando: “¿Pero entonces no hay nada que podamos o debamos hacer con las cosas que no nos gustan de nosotros?” Sí que lo hay y hay mucho, pero sólo a partir del esfuerzo de tener coraje para ver la realidad, luego la vida nos llevará al punto justo y en el tiempo justo en el que tenemos que estar. Si aceptamos lo que ya somos, si no nos dejamos herir por el orgullo herido al ver la verdad, será exactamente aquello que ya somos lo que nos llevará a ser lo que necesitamos ser.

Fanny Libertun
psicologiadelacompasion.org/
facebook.com/psicologiadelacompasion.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

DECRETO PARA PEDIR ,Conny Méndez

Parábola de la Verdad y la Mentira

Se auténticamente tú, Mirta Medici