Las emociones negativas también enferman?


Sí, el mal manejo de ellas son enferman. Las emociones, en sí, no son malas. Son las que nos permiten la integración de lo biológico con lo sutil de nuestro ser. El miedo, la bronca o la angustia no son una reacción sólo mental, sino que son algo que sentimos en las fibras más íntimas. Bien canalizadas, son útiles para nosotros (por ejemplo, una situación de miedo puede ponernos en alerta para alejarnos de algo que nos puede hacer mal); pero, mal utilizadas, nos dañan más de lo que creemos. Hoy en día no tenemos educación de cómo identificarlo y lidiar con eso, y estamos sometidos a situaciones súper estresantes complejas. Por ejemplo, pasamos el día sentados frente a la computadora con una demanda que no alcanzan las horas para responder, con malos tratos, poco reconocimiento del trabajo y miedo a perderlo. No paramos de acumular broncas, donde el mandato es “aguantar y seguir”. Todo eso se traduce biológicamente en moléculas de emoción que no se liberan jamás. Hago esta comparación: el perro, cuando tiene miedo y ladra, libera toda la adrenalina. Después, se puede recostar tranquilo a hacer una siesta. Nosotros las acumulamos: nos quedamos en la silla en vez de ir a correr, cantar o hacer alguna actividad física de descarga. Volvemos a casa con esa energía, no podemos dormir, estamos con los pensamientos recurrentes, y terminamos en agentes como el alcohol, la comida, la droga y los somníferos para canalizar.

-Oncóloga María Laura Nasi

Comentarios

Entradas populares de este blog

DECRETO PARA PEDIR ,Conny Méndez

Parábola de la Verdad y la Mentira

Madres Tóxicas