Fanny Libertun: depredadores


Hay personas muy dominantes que son sumamente ruidosas y que ocupan mucho espacio. Ellas no tienen ningún empacho en ser desagradables, marcan el territorio del mundo entero como si fuera propio. Estos son depredadores que se aprovechan de la bondad y la dulzura de otros a los que olfatean en sus debilidades. Todo lo que es amabilidad, lo confunden con debilidad. No es nuestro trabajo cambiar a estas personas, pero si mostrarles que la bondad no equivale a debilidad. Ser vulnerables no es ser débiles y quienes no se aprovechan de los otros, también contienen en sí mismos las armas para establecer buenas defensas siendo agresivos. Los depredadores necesitan tener amigos a los que puedan dominar porque eso es lo único que los hace fuertes. La verdad es que los depredadores no tienen fuerza ni valor. Es necesario aprender a perder personas en el camino, sobre todo cuando marcamos los límites que para nosotros son indispensables y los demás no los quieren aceptar. Los depredadores nos acusan a menudo de ser agresivos o exigentes cuando expresamos nuestras necesidades personales pero de ninguna manera es que seamos así sino que son ellos quienes erróneamente toman la gentileza y la justicia por fragilidad.
Fanny Libertun
http://www.psicologiadelacompasion.org/
http://www.facebook.com/psicologiadelacompasion.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

DECRETO PARA PEDIR ,Conny Méndez

Parábola de la Verdad y la Mentira

La Escoliosis, origen y sanación emocional