Jeff Foster: La próxima vez que te sientas provocad@

En el momento de “lucha o huida”, cuando te sientas reactivo/a y provocado/a,
Y tentado/a a arremeter contra el mundo, tus seres queridos o contra ti mismo/a,
¿Puedes DESACELERAR y en cambio ponerte en actitud de gran curiosidad sobre lo que realmente está pasando en tu cuerpo y mente?
¿Puedes permanecer cerca tuyo en tus momentos de crisis?
Cuando te sientes lastimado/a, perdido/a, y sin una base firme.
Cuando tus expectativas han sido defraudadas y tu mundo parece derrumbarse, y sentimientos de culpa, miedo y enojo estén surgiendo a la superficie, dentro de tu rápida y frenética búsqueda de paz y alivio eres tentado/a a ir a uno de dos extremos:
1-Silenciar los sentimientos, apagarlos, suprimirlos, hacer de cuenta que no son válidos o reales y de enterrarlos en lo profundo del Inconsciente. O
2-Entregarte a los sentimientos, chapoteando en ellos, perdiendo tu presencia y tu base; atascarte en el drama. Te conviertes en una víctima de los sentimientos en vez de en victorioso/a, en un esclavo en vez de en un maestro amoroso. Parece que los sentimientos son un bloqueo para tu paz y tu felicidad.
Existe una tercera posibilidad, si deseas vivir de una manera más profunda y auténtica:
3-Vivir justo en el medio de los sentimientos incómodos, sin cerrarte a ellos, sin sentirte abrumado/a por ellos, sin actuarlos automáticamente y de manera inconsciente y de allí luego seguir por el camino de la culpa, la vergüenza y el ataque.
Rompiendo con los antiguos patrones habituales generacionales de reactividad anteriores a ti, ¿puedes encontrar la voluntad de estar presente ahora por un momento, con estos difíciles sentimientos mientras queman, danzan, crepitan, palpitan y pulsan en el cuerpo?
¿Puedes desacelerar el paso hacia la Vida Misma invitando a la atención fuera de la mente y de la historia llamada “Yo, Mi Pasado y Mi Futuro” e inundar tus presentes sentimientos, impulsos, urgencias, anhelos, deseos y dolores con atención, respiración, curiosidad y comprensión?
¿Puedes observar este material que se dispara, a esta ‘víctima’ interna, al que está asustado, al que sufre de pánico, a este que se siente avergonzado y sin valor, como un visitante, un amigo, una parte de ti que aún anhela desesperadamente un poco de amor, en vez de considerarlo un error o una aberración? ¿O de verlo como un enemigo a ser conquistado y destruido? ¿Puedes inclinarte a lo que llega ahora, en tu Campo? ¿Puedes “bendecir el desastre” de tu hermoso y vulnerable ser humano?
Tal vez no hay errores aquí en este camino, y el mundo: los seres queridos, familiares, colegas del trabajo, extraños, líderes, sanadores, artistas, alguien en Facebook, en la TV o en un libro o una canción, ha disparado el material exacto en ti que necesitas trabajar ahora, la grieta exacta o el miedo o enojo que anhela ser acariciado, acunado, bendecido, infundido y trasmutado con tu amor y fascinación.
Quizás tú eres el recipiente para este tipo de transformación, y esos momentos en que eres provocado/a son oportunidades para un trabajo sagrado, momentos en que tu vida puede cambiar para siempre si estás dispuesto/a a desacelerar y mirar con nuevos ojos.
Los patrones inconscientes que han existido por milenios pueden romperse.
El amor puede llegar a los lugares más oscuros y afligidos.
Puedes dar un paso al costado de una antigua forma de ser, y forjar algo Nuevo.
Puedes responder desde la Presencia en vez de reaccionar desde el odio hacia ti mismo/a, o desde el miedo, o el “urgente auto-abandono”.
Puedes honrar la vida que se mueve en ti y en tus seres queridos.
Puedes darte a ti mismo/a lo que siempre has querido: Presencia Sagrada.
Entonces, la próxima vez que te sientas provocado/a, siénte curiosidad.
Jeff Foster
fte: facebook Jeff Foster en español

Comentarios

Entradas populares de este blog

DECRETO PARA PEDIR ,Conny Méndez

Parábola de la Verdad y la Mentira

Se auténticamente tú, Mirta Medici