Por amor, Vivi Cervera


No vayas a creer que hablar sobre amor es fácil cuando estamos todos tan contaminados. ¿Y sabes por qué no lo es? Porque hay definiciones de amor, como humanos en el mundo. Así de fácil. Entonces «por amor» a una ideología puedes llegar a agredir o a matar a alguien, y tener la justificación para eso. Y así ves que hay muchas cosas horrendas que se hacen en pro de ese amor.
.
Ejemplos:
Y menciono a la madre, aunque esto es general, porque la madre es según se nos ha enseñado, un ejemplo de amor puro y desinteresado en la tierra.
.
«Por amor», una madre le pide (o le exige) a su hija que adelgace, porque así gordita, nadie la va a querer.
«Por amor», y «por salud», una madre le prohíbe a su hija ciertas comidas.
«Por amor», una madre le dice a su hijo que su estilo de vida no es aceptable en casa, que Dios no lo va a querer. Que irá directo al infierno.
«Por amor», una madre juzga a sus hijas e hijos, pero ay de que se le regrese lo mismo.
«Por amor», castigamos, herimos, juzgamos, y ejercemos la violencia todos los días de nuestra vida.
.
Esa es nuestra programación.
.
Pero eso sí, ahí estamos intentando que el gobierno sea diferente, y que haya paz en el mundo.
Y no. ¿De dónde?
Esa violencia interna no la puede cambiar ningún gobierno. No va a llegar el presidente de la república a tu casa a decirte: A ver amor, ¿Con quién se peleó hoy? ¿Cómo lo vamos a arreglar? Venga que aquí están dando un cursito para que mejore todo eso.
Pues no.
No se puede así.
Esa vuelta la tienes que hacer tú.
.
Y no puedes entrar en discusión de esto con nadie, porque esa persona que lastima, hiere, castiga, golpea, y limita, cree que hace lo que hace por amor, lo cree de verdad. Tiene esta creencia grabada hasta la médula. No se la puedes quitar. No la puedes arreglar.
Es un amor extraño el que profesamos en la tierra.
Por ese amor extraño es que no nos aceptamos. Por ese amor extraño es nuestra batalla de cada día.
Y por eso es que tampoco podemos aceptar a los demás.
.
Solo tú y yo podemos hacer algo. Solo tú y yo podemos desprogramarnos, perdonarnos, perdonar el pasado, y recomenzar. Hacer las cosas diferente. Comprender que la mujer del ejemplo solo eso pudo hacer. Aceptar que esa fue su programación. Aprender a ser eso que nunca tuviste. Aprender a aceptar, aunque a veces este aprendizaje duela, porque todos llevamos datos de ese extraño amor.
.
Aprender que eso que enviamos, vuelve.
.
Esa es la única luz encendida: El corazón de cada quien.
Ahí está la verdad.
.


Gracias por leerme.
Vivi Cervera

Fte:http://vivicervera.com/2018/05/30/por-amor/

Comentarios

Entradas populares de este blog

DECRETO PARA PEDIR ,Conny Méndez

Parábola de la Verdad y la Mentira

La Escoliosis, origen y sanación emocional